11 junio 2012

Alonso Barros Peña - Poemas Visuales de Javier Robledo

"Antología Poética" de Javier Robledo

El arte es la fijación que se establece en la forma: al ser obra hace posible la contemplación de su esencia. Esto ocurre en la creación estética como el producir la desocultación del ser. En lo que es real nunca se puede leer la verdad. La verdad como alumbramiento y ocultación acontece al poetizarse. El arte como poner en obra la verdad es poesía. No solamente es poética la creación de la obra sino que lo es en su manera, la contemplación de la obra, pues una obra solo es real como obra cuando nos arranca de la habitualidad y nos inserta en lo abierto de la obra, para hacer morada nuestra esencia misma en la verdad del ser. 

La esencia del arte es la Poesía. Pero la esencia de la poesía es la instauración de la verdad como ofrenda, como fundación y como principio. El poner en la obra la verdad, impulsa lo extraordinario a la vez que expulsa lo habitual y lo que se tiene por tal. La verdad que se abre en la obra nunca se deduce ni comprueba por lo hasta ahora ocurrido. La proyección poética que se sitúa en la obra, jamás se realiza en lo vacío e indeterminado. Se proyecta hacia futuros contempladores, hacia un grupo humano histórico. Todo lo que el artista es (MH), un integrante en un tiempo concreto. Esta referencia a un principio que reside fuera de lo material ( el concepto) es una abstracción cuyo límite sólo lo fija el pre-juicio, y ha sostenido toda la estética. En el origen de todo sistema aparecerá un campo propio que lo determina y lo condiciona. Es la sintaxis tejida con su gramática y que dará lugar a las distintas poéticas. 

Javier Robledo se ha instaurado en este ámbito desde hace varios años y con una lucidez digna de imitación, ha capturado, como un inevitable imán, todas las posibilidades de la obra de arte. Su producción es resultado de esa apertura mental, que le permite asimilar, sin bloqueos, la esencia de lo poético sin indagar en su origen. De esta manera, cada una de las producciones - he visto sus exposiciones, sus perfomances, sus instalaciones, sus antológicas colecciones de videos históricos y contemporáneos, he leído sus libros - en cada situación, lo fundante, lo espontáneo y nuevo, lo inocente y fresco, lo irreverente, se dan con absoluta desnudez y esplendor. Fotos, textos, o imagen en movimiento, acciones, están ligadas por esa sustancia inverosímil, poderosa y a la vez vital que se libera que se libera en sus creaciones. 


"P-O-E-S-I-A" de Javier Robledo

La teoría en su obra es la obra misma y la obra es asimismo, el propio artista que aparece con su elección de formas, con la limpieza y la nitidez de su mensaje, con la firmeza del concepto planteado para la percepción. Necesariamente, el objeto es producto de su origen, del artista, la obra es consecuencia de una disciplina, de una sistemática de los sentidos que en su caso está nutrida por permeable sensibilidad de lo real. 

Ninguna duda sobre el componente dinámico que aquí se presenta. Aunque ninguna de las dos palabras sean habituales en la crítica de arte, diré sin temor que su obra es realmente una fiesta para el pensamiento y una felicidad para la razón. 

Desde ese espacio diferente, el de la absoluta libertad, Javier Robledo nos aleja de lo académico y nos conduce a lo poético raigal absoluto, despojado de estereotipos. Pero descarnadamente alegórico. El contacto con estas obras nos introduce en algún núcleo. Tocamos lo existente sin sentido, aparece lo social y descubrimos, detrás de ese chorro de luz, una fuente mayor, algo torrencial con sabor original, con la sustancia de lo orgánico. 

Sócrates dirá que la “ciencia” no es ni la astronomía ni la geometría ni la aritmética, sino algo mas y mejor que esos conocimientos parciales, posiblemente afirmaría que lo poético no está solamente en “la rosa, el cisne y el ciervo en el bosque” (Holderlin) 

La ambigüedad esencial del arte, bajo formas contenidas pero con una significación reverberante, es la propuesta que Javier Robledo nos presenta en esta muestra. 

"24 de marzo" de Javier Robledo



Texto realizado con motivo de la exposición de Javier Robledo "Poemas Visuales", Café Montserrat (BsAs, Argentina) Junio 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entradas Anteriores